Educación Biocéntrica

Identidad y cuatro elementos por Ruth Cavalcante

Este es mi relato de vivencia del taller impartido por Ruth Cavalcante en Zaragoza de “Identidad y los cuatro elementos” durante este fin de semana del 9-10 de marzo 2013.

He tenido el inmenso placer de participar en un nuevo ritual de celebración de la vida. Esta vez de las manos y los sentidos de Ruth. Cuando hace unos meses recibí la información, no dudé ni un instante. Me llamó y yo acudí a la llamada.

Los 4 elementos estaban presentes en el centro de la sala, rodeando la figura alegre, serena y tierna de la Diosa/Madre que acogía al bebé y sostenía sobre su hermosa cabeza, recipiente de agua donde emergía el fuego sagrado. Fuego, Aire, Tierra y Agua presentes, latiendo en cada una de nosotras y vibrando en el universo.

Transitando de un elemento a otro como camina el Sol dejando paso a la Luna, así fue la inmersión primigenia que me llevó a amplificar conciencia de plenitud, sentido de pertenencia y bendición de vivir.

Me siento bendecida por la vida, sacralizada, con los cuatro elementos pulsantes en mi ser danzando la espiral de la ascensión armónica, acompasada, ondulante en juegos cósmicos de infinitud.

En mi piel vibran las manos que sanan, los pechos que acogen, las caderas que cantan, y levanto la mirada para encuentrome espejos de mi esencia presentes en cada una de las formas multicolores que habitan las tierras de fuego. Ojos de mar y cielo, miradas de tierra y viento, de fuego, de brisa marina y playa en sosiego, de lagunas y prados floreados, vientres fertilizados por el paso del amor entregado.

Agua bendita bañando mi ser, cual ondina del lago halado, del mar floreado, donde mujeres danzan sus risas y hombres sus entregas.

La Madre/Diosa sonríe enternecida por tanta ofrenda, y a sus pies, de rodillas, inocentes compromisos de existencia pronunciados al viento vibrando en sonidos de dicha y placer, orgasmo y cuidado, poemas de silencios que entrelazan anhelos que el fuego, la tierra, el aire y agua harán realidad.

Gracias Ruth por tu ser Mujer Savia. Gracias Augusto por tu ser Amor y Servicio.