Notas de navegación

Ella danzaba mientras sus manos acariciaban su pelo

Decidí sentarme para mirar la escena. Había transcurrido un poco más de la mitad de la sesión de Biodanza de cada miércoles por la mañana de 10 a 12h en el Balneari de l’Ànima de Castellar del Vallès, Barcelona, Catalunya. A veces ellas vienen sonriendo, otras no tanto. Aún y todas las oleadas del vivir, ellas acuden puntuales a la cita semanal.

Por aquellas cosas que tiene el vivir, volvíamos a ser tres: ellas dos y yo. Empezamos un poco antes de la hora convenida; por alguna razón del destino, aquella mañana ambas habían llegado con más antelación que de costumbre. Abrimos el Círculo de Intimidad verbal y dialogamos. Éstos días estamos con la autoevaluación y surgen compartires muy hermosos, profundos, transformadores para todas. Después de la palabra, nos dispusimos a danzar.

La sesión iba tejiendo la huella de levedad en sus cuerpos. La ligereza del movimiento se iba manifestando con más o menos resistencias hasta que llegó el ejercicio clave de la curva metodológica: Acariciar el pelo de la otra. No me gusta decir acariciamiento porque esta palabra lleva en sí mismo el -miento- y en la caricia no hay ninguna mentira; de hecho es uno de los actos en los que el humano no puede mentir a no ser que decida hacerlo adrede.

Ella se puso detrás y la otra-ella de espaldas; ambas en el suelo. La música empezó y las manos de Ella se deslizaron en el pelo de la otra-ella, mientras ambas cerraban los ojos. Yo me senté a contemplarlas.

Fui observando como en el rostro de la otra-ella se disolvían tensiones que eran imperceptibles a la vista humana pero que estaban allí, desvaneciéndose a medida que Ella curioseaba cariñosamente su pelo. Ella se sumergía en la caricia como lo hacen las almas inocentes de las niñas que juegan a cualquier cosa que les agrada. Su cuerpo empezó a bailar mientras sus manos tejían lazos de amor y afecto entre el pelo enmarañado de la otra-ella.

Una sonrisa silenciosa, se fue dibujando en la otra-ella. No eran sus labios solo los que sonreían; era su tez iluminada, tersa, rejuvenecida por el efecto del amor sin más. El cuerpo de Ella seguía danzando sin rastro de mente mientras sus manos continuaban jugando a amarla, amarse, amarnos.

Yo, permanecía sentada contemplando durante esos tres minutos y medio, la Belleza de Ser lo único que Somos: Amor.

Sentarme para contemplarlas fue un permiso que me concedí para gozar, una bendición para mi alma, mi cuerpo, mi mente. ¡Qué pocas veces podemos pararnos a contemplar tan bello acto! Percibía la belleza de las imágenes que se impregnaban en todas las células de mi cuerpo; gracias a eso, ahora puedo compartirlas contigo. ¿Porqué lo hago? Porque en el mundo que vivimos, donde los rostros se han vuelto inexpresivos, ocultos tras una máscara de miedo, aislamiento y enfermedad, nos cabe nutrirnos con todo el amor que nos quepa para que no olvidemos la Vida, cómo es la Vida de Verdad, no la que nos dicen que es, sino la verdadera, la que nos une, nos hermana, aún en las diferencias.

Te invito a que tu, como facilitadora de Biodanza, compartas tus sentires cuando miras y ves a tu grupo danzando, cuando miras y percibes el cambio de tono en su piel, cuando miras y observas como se dibuja la sonrisa de la paz y la plenitud en algunos momentos mágicos donde la música ha tocado el alma y la ha liberado de su oscuridad. Compártelo, cuéntalo, escríbelo, espárcelo por las redes para que juntas tejamos lazos de Belleza que llenen los hogares de La Certeza del Amor. No es un sueño. Es la única Verdad. Hazlo si te resuena.

Somos Una; no lo olvides. No hay distancias, no hay separación, no hay cómo no ser Una.

Con Amor y Servicio siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .