Educación Biocéntrica

Visión circular asférica

Llevo días acostumbrando mi percepción a mirar redondo. Sí. Es un ejercicio musculo-esquelètico-sistèmico que permite estar en serendivia.

¿Conoces la palabra Serendivia?……..     ……Si no la conoces, juega a imaginar su significado.

Puedes separarla en dos partes, iguales, desiguales y leer los resultados.

Inténtalo. ;)¨çOÇC@

Por sonido, a mi me suena así: SerenayDivina.  Cuando releo la palabra que ha salido SERENAYyVina,……………. SerenYynna,….. podría ser una bailarina hungarenya, una cíngara bailando entre las estrellas, ojos azabache, luz de Luna la Ilumina,……

Por gramática, podría ser: Serèndívina, …. Sèrum, Ser. en En Divina. SER EN DÏVINA….. y entonces, me sale la poética y dice que complementa con SER EN DIVINA Comunidad, vecindad, Hermandad.

 

En lenguaje poético, científico, inventivo,…. Hay infinidad de posibilidades, y eso sería una manera de introducir la visión circular asférica. Pero antes te cuento el significado de SereNDiviA.

Serendivia

Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando algo distinto

 

Cuando percibimos con el hemisferio derecho de nuestro cerebro humano, la visión se expande; ejerce un movimiento de expansión que afecta al sistema periférico nervioso y activa el conjunto muscular ocular, ejerciendo así una modificación en todo el sistema nervioso central. El efecto inmediato, siendo inmediato & (infinito), es de Bien Estar.

Bien Estar es fonéticamente compatible. Por su frecuencia de uso,  pasó a denominarse bienestar.

Cuando dos palabras se unen por la frecuencia de uso, podemos decir que nace un vínculo. Vinculo es una palabra de usos variados, como muchas. En el caso de la vinculación de Bien y Estar, es una vinculación armónica, podríamos decir de mutuo acuerdo, afectiva, bienvenida, saludable.

La palabra saludable proviene de salus, salud. Esta palabra pertenece según los romanos, a las palabras benéficas, que aportan bienestar, retornan; son palabras circulares o también llamadas palabras generadoras por generar acciones que promueven vida.

La circularidad, es un estado de serendivia donde ocurre lo inesperado sólo cuando llega al punto de partida. Son palabras que gozan la virtud del retorno al inicio, al cuerpo, a la corporeidad vivida.

¿qué es la corporeidad vivida? es un estado serendívico donde Jo Soy Consciente del Aire que Respiran mis Pulmones; del latido de mi corazón, pom-pom, bom-bom… Es el Tiempo de Aión, eterno y cíclico, representado como la serpiente que se muerde la cola, que nos brinda escuchar la voz interior; ella sabe qué hacemos aquí y cual es nuestra vocación.

Mira en rEDOndO. VivE en redOndO, estuDia en reDonDo, cOcina en redOndO, cOnduCe en reDOndO. Mira POr el retrOviSOr de tu auto; justo en ese espejito añadido en el ángulo del retrOvisor de arriBa del conduCtor. … ese espejito es de cristal cOnvEXO; su efecto es COmo si enfOcaras con una lente  zOOM. Cristal convexo, también llamado ASfERiCO.

BeSoS

 

 

 

Biodanza

Parirme. Una vivencia unida a Biodanza

Al parir también le llaman “dar a luz”. ¡Hay tantas formas y maneras de parir! Podemos hablar del parto en aguas cálidas de hogar, en frío paritorio de cualquier hospital, de cuclillas, sentadas, estiradas, entre quejidos o en orgasmo, con caricias, con “palas” de extracción hospitalaria, con epidural, cesárea, parto natural,… y seguir así continuando espiral de vivencias que resignifican “parir”. Pero hoy quiero hablar de parirme, verbo reflexivo que transita por el nacer/morir/renacer, empujándome por canal de dolor/placer,  dejar/agarrar, salir/entrar, temer/avanzar, casi desesperar, para fusionarme en un inconsciente amor, salvaje amor, donde todo parece estar en armónico movimiento.

Tengo el ser desubicado, sin apenas referente. Cansancio desconocido o quizás olvidado. He dejado atrás una vida entera. He limpiado mi piel de todo resquicio de desamor y finalmente, renazco LIBRE, limpia, purificada por el gran tránsito del renacer.

En el Tarot de Biodanza, joya creada por Silvia Eick en homenaje al legado literario de Rolando Toro sobre la sensibilidad y grandiosidad del Ser Humano y su ser-en-el-mundo, hay una carta que simboliza perfectamente mi sentir. Se trata de un Arcano Mayor llamado “El Mundo”.

XXI - El Mundo, Tarot de Biodanza by Silvia Eick
XXI – El Mundo, Tarot de Biodanza by Silvia Eick

La explicación dice así: “Delante de nuestra alma se abre un Mundo de posibilidades que se expande con optimismo y alegría hacia la libertad. Eliminadas las fronteras, podemos salir en busca de nuevos desafíos, nuevas amistades y nuevas conquistas yendo más allá de lo que inicialmente imaginábamos. La generosidad divina alimenta con la abundancia a los héroes y heroínas que sobreviven a las batallas“. Le acompaña un poema de Rolando que dice:

Nuestra casa tiene la vertiente

los abismos

el pétalo seco

y el rocío.

Tenemos la lluvia de los trópicos

y el fuego con formas de mujer.

Tenemos las vendimias,

los sátiros y el viento.

Nuestra casa es la inmensidad.

El mundo, con sus cuatro

Elementos, nos acoge y nos brinda

la autofecundación y la

síntesis mágica

de la existencia.

Así me siento: pariéndome, dándome a luz.  Miro de nuevo la carta del Mundo y en la cara del bebé veo al recién nacido y emerge a la memoria el Renacimiento del Proyecto Minotauro de Biodanza, creado por Rolando Toro. A pesar del tiempo transcurrido, recuerdo la belleza salvaje de todo cuanto viví en ese ritual de paso: el canal vivo por el que transitaba el que iba a nacer, la desnudez de artificios, la acogida amorosa, el olor, el calor, la comunidad presente, el gozo de recibir, el orgasmo pariendo, parirse con placer, parirnos en sacra celebración.  

La vivencia en Biodanza, tiene la capacidad de quedarse en la piel reeditando la información, sin importarle el tiempo porque habita en Kairós donde todo es circular. Actúa a lo largo de la vida y evoluciona con ella.

El Proyecto Minotauro utiliza el Mito del Laberinto, como propuesta donde simbolizar la existencia humana repleta de misterios, dilemas, enigmas, incertezas y sabiduría milenaria de vida que surge de nuestro interior para guiarnos. Rolando dice al respecto “la incerteza parece ser la característica del viaje por el laberinto existencial. La llave del laberinto está profundamente inscrita en cada uno de nosotros, como un don divino. Sólo cuando tenemos el coraje de ser fieles a ese don interior luminoso, podemos saber, en cada momento, donde poner la mirada y donde encaminar nuestros pasos”. 

Ese don del que hablan muchos pensadores incluido Rolando, es difícil o casi imposible acceder a él con el intelecto ya que habita en la esencia del ser, en el inconsciente numinoso, y se muestra al mundo a través de nuestra identidad. No suele manifestarse en palabras que lo signifiquen porque existe antes que ellas. Es Logos, sonido eterno que nos identifica como seres únicos, irrepetibles, com-unitarios.

Biodanza aporta vivencias capaces de resignificar la existencia.