Biodanza

La consigna de Biodanza es el puente a la acción transformadora de la vivencia

El Ayuntamiento de Santa Perpètua de la Mogoda, Barcelona, ha decido incluir la Biodanza en el programa de Inserción socio-laboral para mujeres en riesgo de exclusión. Esto ha sido posible gracias a Sandra, alumna del grupo regular de los viernes tarde de Castellar del Vallés, que viendo los efectos de la Biodanza en sí misma, decidió proponer a su concejala los beneficios de incluir la vivencia corporal integradora del Sistema Biodanza en el programa de mujeres del que ella es la técnica. El resultado ha sido una prueba piloto de tres sesiones de Biodanza, como propuesta integradora afectivo-motora en el programa de formación y apoyo que se ofrece a estas mujeres.

La convocatoria ha sido de 21 mujeres pero en la realidad son 16. Esto en sí mismo ya es un éxito debido a que todas ellas están buscando empleo y esto implica una dedicación de tiempo importante, a parte de ser madres, esposas, amigas, hermanas, atender sus casas, sus padres, sus hijos e hijas, comprar, acompañar al médico a sus seres queridos, preparar comidas, cenas, recoger y llevar los niños y niñas a la escuela, a los extraescolares, ir a las reuniones de padres de la escuela, … Si viviéramos en una sociedad donde los valores no fueran exclusivamente masculinos y regidos por el hemisferio izquierdo sin tener en cuenta el derecho (por decirlo de forma diplomàtica), estas mujeres que están en situación de riesgo de exclusión (por no encontrar trabajo con todo lo que ello implica a múltiples niveles), serían bendecidas y bienamadas por la sociedad entera por el bien que hacen a la comunidad humana, aunque ese bien no se base en el mercantilismo del vivir, sino en la con-vivencia del Vivir, de ser familia; aunque esta palabra, como tantas otras,  haya dejado de tener el significado que tenía hace tan solo una generación atrás. Todo cambia muy rápido pero la inclusión de la mirada femenina-feminista, está muy lejos de ocupar el lugar que lo corresponde.

Estas mujeres, a pesar de sus historias personales, no son víctimas de una sociedad enferma, nada más lejos que eso. Ellas son Guerreras en Pie de Paz para decir alto y claro, que ni Ellas ni ninguna mujer más, son mercancía desechable o defectuosa. Ellas son supervivientes de la maquinaria capitalista que sólo valora a la persona por su productividad al servicio del sistema androcèntrico que nos está llevando a la autodestrucción como especie y como planeta. Ellas sólo pueden estar al servicio de la Vida porque no es por ellas, es por nosotras y las generaciones venideras.

Ser mujer en este mundo endurecido y violento, sigue siendo hoy en día un acto heroico en mitad de tanta barbarie. ¿Cómo hacer que en tan sólo tres sesiones estas mujeres estigmatizadas sientan su Poder, el Yo Puedo en sus manos, sus vientres, su voz y su mirada? La mejor manera que se me ocurre es Vinculándolas a la Tierra,  a la Gran Madre; retornando al origen de nuestra esencia y escuchando la Voz de Gaia que nos habla claro y fuerte pidiéndonos coraje para Ser y ocupar nuestro lugar en el mundo. Somos las mujeres, dadoras y sostenedoras de Vida que tenemos ese papel. Eso no excluye al masculino ni mucho menos, pues cada uno hace su papel en la Danza de la Vida. Para restaurar el equilibrio planetario, de todos los seres que vivimos en el planeta, las mujeres necesitamos escuchar a Gaia y reconocer en nosotras la Voz de Tierra. Nosotras somos las guardianas de la Cultura de la Tierra, los hombres nos acompañan en su labor. Nadie es mejor que nadie. Todas las personas, todos los seres humanos, somos iguales a los ojos de Gaia, sin distinciones de ningún tipo. Este es el mensaje que deseo transmitirles a estas mujeres: debemos ocupar nuestro espacio en todos los lugares donde estemos, reclamando la Verdad y la Sabiduría de la Tierra que Ama a todos los seres por igual, los nutre igual y los cobija de igual forma en sus oceànicos brazos. Nuestra misión como mujeres empoderadas es abrazar nuestra singularidad y con ella alzarnos en Pie de Paz para que los valores de Gaia la Gran Madre, sean restaurados y prevalezca la equidad en lugar de la desigualdad,  que la ternura y el respeto sustituyan la violencia y la violación, que la libertad sea vivida y la esclavitud un mal recuerdo, que las mujeres y sus hijas e hijos podamos andar solas y confiadas por bosques y selvas sin miedo a ser violadas, esclavizadas, torturadas, que los hombres sólo empuñen espadas de Luz y Verdad y nunca más de muerte y guerra, … Estamos cansadas, hartas de tanto desamor.

Así, con la fuerza que me da la Madre Tierra, planteo estas tres sesiones de Biodanza, que sin dejar de ser sesiones para iniciantes, tradicionales en su método y puesta en práctica, puedo transmitirles el Amar, el Saber y el Poder de Yo Soy. ¿Cómo? Con la consigna (las músicas vienen después); es en la consigna donde puedo generar el puente a la vivencia transformadora que propone la Biodanza en sus ejercicios. Como facilitadoras, no necesitamos hacer nuevas propuestas de ejercicios, ni inventar a penas nada pues todo lo que ya está construido sigue siendo útil por sí mismo, pero sí podemos y debemos seguir investigando, adaptando las propuestas originarias a las situaciones concretas del grupo y el momento.

Biodanza despierta el alma, y lo hace a través del cuerpo. Esa es la excelencia de Biodanza que la hace tan distinta a cualquier otro sistema y método que se trabaja desde la perspectiva corporal. La apariencia de la forma puede confundirnos, pero sólo en Biodanza encontramos la clave antropológica que mueve todo el sistema: el Principio Biocéntrico y la Inteligencia Afectiva .

Espero acordarme de hacer una foto con las mujeres para documentar mi experiencia.

Saludos.

 

Notas de navegación

La política del encuentro

¿Habéis oído hablar de “la Poética del encuentro”, propuesta por Rolando Toro?. ¿Conocéis a Rolando Toro?

Rolando Toro es uno de los tres teóricos que componen el elenco epistomológico de la Educación Biocéntrica. Su aportación es, des de la perspectiva pedagógico-aprehendizaje-vivencia, la inteligencia afectiva y la vivencia. Ésta aportación teóric0-biológico-vivencial incide en lo que es conocido como la “Poética del Encuentro”.

No me entretendré en explicar qué es la poética porque, dado que es vivencial, por tanto viva, es cambiante incluso en su percepción de danza cósmica y trascendencia que son, otras de las dos palabras clave de la Inteligencia Afectiva, base de todas las otras inteligencias.

Y continuo diciendo que, mi aporte dialéctico al Gran Circulo de Cultura que propone la Educación Biocéntrica, hoy, es la palabra Política. La pongo en el foco de atención y verbalizo el inmenso placer que me produce poder descubrir una palabra que en mi vida ha pasado por lo alto y ha sido todo un campo de experiencia que me ha conducido a comprender la vida como balsa de agua oxigenada por el viento, repleta de sensaciones sonoras que mueven la atmósfera acuosa, la precipitan en el medio denso de la tierra y emergen con el calor del Gran Sol y la calidez de la Luna.

Y ya que hablo de política, que es la palabra que tengo en el centro de atención, debo hablar de feminismo y de sororidad. Y para explicarlo abogo al silencio, a la revolución silenciosa que se gesta con la unión de los Fuerzas. La Clave es: encontrar el verdadero significado colectivo de la palabra Fuerza. Lo que sí queda claro para todas es que, la que oprime y causa dolor, esa la honramos pero no la queremos más. Ahora es momento de Alzarnos en grito de “Llibertat” y dejar que su impulso ejerza una fuerza tal que su onda expansiva se extienda con los brazos abiertos, impregnados de sororidad.

Y aporto la palabra Política del Encuentro para que mi Pueblo Catalán, dance  su propia Danza de la Alegría y con su esplendor, irradie Sororidad para la Tierra, y nosotras oigamos la Llamada para defendre la  Llibertat.

Sóm un poble digne, amorós, curiós i acollidor. Ens agrada molt aprehendre i la Mar Mediterránia ens dona la calidesa d’una climatologia diversa, salvatge, viva en molt poc territori. És una bellesa paissatgística. Nosaltres sóm un Poble Digne que es lleva en Peu de Pau per a proclamar que Sóm Lliures. I això és incuestionable per a Mï.

La Política era per a mí una part dolorosa, de fam, missèria, pobresa, mort, angoixa i finalment abusos de tot tipus. Els meus avis eren republicans i feministes. Defensaven la veritat sobre totes les coses i la sexualitat era viscuda com una part de l’amor a la vida. Quan dues persones s’estimen no pot haver limitacions. Així sóm el Poble Català.

Ninguna de nosaltres hauriem de permetre que cap fill nostre sigui exposat i exposada a ser menjar dels depredadors que es pensen que dirigeixen el món només perquè són d’un altre raça, que no és la nostra. Nosaltres sóm  humanes. Què et sembla!!!  Si, humanes, per què respectem la raça humana com una expressió de la bellesa del Ser, com ho són les plantes, el animals i tot el que És Viu.

Som Filles i Fills de la Terra. No coneixem una altre forma de viure que en Llibertat.

Visca Catalunya Lliure.

Cursos

Habitar en mi

Els cercles de confiança son espais reflexiu-vivencial on construir el coneixement de la vida, utilitzant la metodologia de l’Educació Biocèntrica.

Próximo círculo:  domingo 13 de mayo de 16,30 a 20,30h – Sala Serenor  c/Lacy, 47  de Sabadell

Habitar es ocupar, morar, residir, vivir. Para Martin Heidegger habitar es “ser en el mundo”.   Ser en el mundo, pasa por el yo y el nosotros, la mirada y mirarnos, la escucha y escucharnos, el  ver y vernos.

Presentamos el Círculo de Confianza como un trabajo reflexivo-vivencial donde juntas y juntos construirmos  un espacio de encuentro con lo primordial, vinculándonos a la vida y a la vivencia de ser, restaurando la consciencia de la corporeidad que reconoce al ser in-corporado, habitando las dimensiones biológica, emocional, racional y trascendental.

Metodología

La Educación biocéntrica se fundamenta en: la educación popular de Paulo Freire, la teoría de la complejidad de Edgar Morín, la biología del amor de Humberto Maturana y la inteligencia afectiva de Rolando Toro. Como elemento integrador del proceso constructivo, utiliza el sistema Biodanza por posibilitar la experiencia profunda de sentirse vivo mediante la trilogía música-movimiento-vivencia.

Dirigido a

Mujeres y hombres de 16 años en adelante

Facilita Teresa Vázquez, Facilitadora de Biodanza SRT y Educación Biocèntrica por la International Biocentric Foundation (IBF), post-grado en Neurociencia aplicada y Biodanza Acuática.

Inscripciones del 2 al 10 de mayo por email sheroqua@hotmail.com y al teléfono 649 085 439. Plazas limitadas a 20 personas.

Valor económico: Confiamos en tu aportación voluntaria.