Biodanza

Integrando la identidad: vivencia biocéntrica

Desnuda de silencios que ocultan sentires profundos donde la vida habita callando, me empodero de la verdad que siento en mí para decir que de amor, nadie sabe más que una misma, y de Amor Incondicional solo podemos hablar cuando el desapego a lo más amado se sacraliza hasta el punto de encontrar el amor sin mácula, inmaculado -como de Gran Madre-, que sobrevive a todo cuanto hayamos conocido con anterioridad.

Vivir en Kairós es una gran bendición. El eterno movimiento circular de la temporalidad posibilita experimentar confianza y sensación de que nada es en vano ya que todo regresa al punto de inflexión donde se gesta la integración de lo vivido. Podría parecer que ese instante concreto es tiempo y espacio, pero eso sería achicar la multidimensionalidad de la existencia. Sí es un instante de vida, más es cúmulo también de toda una vida, de cada instante, cada decisión tomada, cada incerteza silenciada y expresada. En Biodanza, a todo esto lo llamamos integración de la identidad, y se fundamenta en el modelo teórico que sustenta el sistema Biodanza creado por Rolando Toro.

Modelo Teórico de Biodanza
Modelo Teórico de Biodanza

Un modelo teórico es una representación de cómo entendemos lo que es, en este caso se trata de la complejidad de “ser en el mundo”. En el eje principal del Modelo Teórico de Biodanza encontramos la pulsión “Conciencia intensificada de sí-mismo/Identidad” y “Conciencia disminuida de sí-mismo/Regresión”. En esta pulsación danzan los potenciales genéticos manifestados a través de cinco Líneas de Vivencia que completan la expresión de “ser en el mundo” (en otros sistemas, la expresión de los potenciales del ser se representan como los siete chacras principales). Esta danza fluye entre vivencias que enriquecen y empobrecen nuestra percepción de la realidad y de nosotros mismos. Así pues, vivimos reflejando lo que hemos creído como verdad, lo que hemos asimilado, normalizado y automatizado como respuesta ante la vida, y el resultado suele ser una profunda nostalgia de amor. Ser vistas y miradas, valoradas en nuestra expresión existencial, sostenidas e impulsadas nuestras múltiples capacidades creativas, honradas por ser seres únicos e irrepetibles, amados por nuestra singularidad,… son terribles ausencias que normalizamos en nuestras vidas, transmitiendo así de una forma u otra, con mayor incidencia o menor, el mismo mensaje castrante y destructivo en todas nuestras relaciones, hasta que el desamor duele tanto que nos arroja al “desconocido” interior y nos enfrenta a preguntas existenciales que devuelven silencio desconcertante. Allí,  en ese des-concierto, empezamos a tomar consciencia de la inmovilidad forzada a la que nos hemos sometido y, casi perdidos, empezamos a danzar con los sentidos.

Aire de inicio podría ser, fuego quizás, agua bendita a lo mejor, tierra fértil, éter… Cada una de nosotras, vibra en un elemento que impulsa movimiento de vida y con él la conciencia de estar vivas. Con el tiempo y dedicación, constancia y tesón, vamos encontrando palabras, sonidos, músicas que redimensionan la vivencia del amor, hacía mi misma, la otra, la vida. El proceso requiere de toma de decisiones, asumir las elecciones que hacemos constantemente (conscientes o no), darles conciencia y agradecimiento, sabiduría y equidad  para seguir decidiendo siempre cómo queremos nuestra vidas, con quién queremos relacionarnos, de qué forma queremos nutrirnos, para qué creamos y a quién servimos. Vaciar lo que no nos sirve, para llenar de nuevas vivencias. Despedir para encontrar. Soltar para encontrar. Dejar para recibir.

Vida y muerte son complementos de nuestra dualidad, opuestos complementarios de la vivencia de vivirnos. Existe algo superior que nos sustenta; es nombrado de múltiples maneras por el ser humano, aunque todas ellas reflejan al Si-mismo que habitamos.  En Biodanza, lo llamamos VIDA y queremos que Ésta sea la verdadera protagonista de toda nuestra Historia como humanidad. Nuestro hacer es BIOCENTRICO pero hay muchas personas que hacen de forma biocéntrica sin saber siquiera que existe esta palabra. Lo importante en verdad, es que hagamos siempre de nuestras vidas acciones y servicios que impulsen alegría, bienestar y dicha porque esta es nuestra autentica y única naturaleza primordial.

En Biodanza puedes encontrar herramientas que te lleven de regreso a lo primordial, pero no todo lo que dice ser Biodanza es verdad. Como reflejo de la vida que hemos creado, existen impostores que utilizan el Buen Nombre para lucrar sus impulsos primarios y egocéntricos, olvidando su propia naturaleza divina y la sacralización de la vida como acto genuino de nuestra naturaleza esencial. Biodanza no es mistificada pero sí recupera el sentido sagrado de la vida y lo pone al centro de todas las relaciones, preservando así la Vida en su plenitud y evolución.

Eres libre de vivir tu vida y responsable también. Asume tu poder creador y vive con ello. Sólo te pido que tus actos promuevan Vida, la que de verdad nos merecemos todos los seres de este planeta, de esta galaxia, del universo entero.

Gracias por leerme hasta aquí. 🙂

Notas de navegación

Océano primigenio, madre oceánica

Tu y yo no nos conocemos, pero los ritmos internos de nuestros cuerpos escuchan las mismas mareas oceánicas que nos acunaron en un tiempo que está más allá de la memoria“.

Deepak Chopra , en La curación cuántica

Mujer verde bajo el agua. By Paloma Ilustrada
Mujer verde bajo el agua. By Paloma Ilustrada

Esta cita de Chopra, hoy me lleva al lugar donde se gestan comun-unión y hermandad. Allí donde Gran Madre Oceánica acuna en su vientre cantando en susurros las Gracias de la Vida, imprimiendo así en nuestras almas, el bienestar de la gratitud, la salud de agraciar, la sanación que produce dar y recibir las gracias, por ser nosotras y todas las almas, sus eternas portadoras.

Y me dejo mecer entre formas femeninas, vientres de vida y pechos de amor, cuando sin más, aparecen imágenes de mujeres maltratadas, prostituidas, esclavizadas, mujeres violadas, humilladas, sesgadas, desnutridas, apagadas; y no puedo evitar derramar aguas profundas de mi sentir al percibir el fango duro y opaco en el que hombres y mujeres se siguen vistiendo, repitiendo historias de desamor, círculos concéntricos de vidas en ensoñación, ancladas en historias de horror que se repiten de formas distintas, hasta que por saciedad y cansancio, tras mucho huir y desoír, caen de rodillas clamando agua bendita para saciar inmensa sed. Ella, la Madre Oceánica, acude siempre a la llamada, derramando sus aguas de eterno cobijo para toda alma que La solicite.

De nuevo, se hace la calma en mis aguas agitadas. Pachamama transforma dolor en revolución de Amor y Unión.

Mujeres, madres, hermanas, hijas, parientas, comadres, amigas, vecinas, … escuchad las aguas internas. Es momento de amar con furia salvaje, ritualizar encuentros, mantener belleza, forma y ritmo en nuestra danza de impulso ancestral que nos invita a revivir lo sagrado, a sacralizar la vida y restaurar la sonrisa femenina, nuestros bailes, cantos, la abundancia de nuestros vientres, dejarnos ver, sentir, hablar con intuición y seguir tejiendo redes infinitas de amor, libres de culpa y pasado, donde hombres y mujeres en presente y presencia, nutren y sacian sus quehaceres con océanos primigenios que mecen, acunan y cantan.

Es tiempo de amar, de recordar, de ser. Despierta ya, que el día va a empezar.

by Teresa Tendero
by Teresa Tendero
Notas de navegación

Pensamientos de Masaru Emoto sobre la Catástrofe en Tohoku-Kanto en Japón

Transcribo íntegramente mensaje enviado por Masaru Emoto sobre la Catástrofe en Tohoku-Kanto en Japón 

Mis pensamientos sobre la Catástrofe en Tohoku-Kanto en Japón – Masaru Emoto
El método de pronosticar los terremotos mediante la técnica de la observación de cristales de agua fue rechazado.
Hace siete u ocho años, hubo un momento en que la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón buscaban una tecnología innovadora entre los institutos públicos de investigación. Le pedí al Dr. Yasuyuki Nemoto, investigador jefe de IHM Instituto de Investigación en ese entonces que había obtenido su Doctorado de ciencias en la Universidad de Tokio, exponer mi idea, planificar juntos y presentar una solicitud.
Mi propuesta consistía en establecer laboratorios de investigación de cristales de agua en varios lugares y tomar fotografías de estos. Las fotografías de estos cristales serían procedentes de fuentes naturales de agua de cada lugar y de cada día. Supuse que sería posible predecir el terremoto incluyendo su fuerza y ubicación mediante la observación de cómo iba cambiando la formación del cristal. Se me ocurrió ésta idea porque sé que el agua es el único medio que captura la vibración y la frecuencia. Por su puesto, siempre y cuando el agua siga creando cristales hermosos, nada importante va a suceder. Pero, cuando el agua empieza a mostrar cristales desfigurados, entonces llega el punto negativo extremo y es más probable que pueda ocurrir un terremoto.  Esta era mi idea y era un método único basado por completo en un punto de vista innovador. Detrás de esta idea creativa, había base.
El caso del gran terremoto del oeste de Tottori
Cuando ocurrió el terremoto en el oeste de la zona de Tottori, en Octubre del 2000, hubo una dama de un santuario que pronosticó el incidente. Guardó el agua del pozo que previamente había extraído justo después del terremoto y también el agua del día siguiente al mismo y lo envió todo a nuestro instituto de agua.
Aquí abajo están los resultados:
1. Foto del cristal de agua antes del terremoto
2. Foto del cristal de agua justo después del terremoto
3. Foto del cristal de agua el día después del terremoto
Es muy obvia la diferencia de belleza de los cristales antes y después del terremoto.
Nuestra solicitud desafortunadamente no fue aceptada. Volvimos a hacer la solicitud el año siguiente de nuevo, pero obtuvimos el mismo resultado.
He experimentado el terremoto más grande de la historia. Y cuando recuerdo el incidente pronosticado del santuario mencionado arriba, no puedo por más de sentirme enfadado. Por lo tanto he decidido escribir este mensaje manteniéndome fuertemente en mi convicción y esta vez nunca más voy a renunciar a ella.
Hemos estado aprendiendo y adquiriendo sabiduría de la singularidad de la naturaleza.
Somos habitantes de este planeta llamado tierra. ¿Cuántos años llevamos viviendo aquí? A lo sumo deben de haber pasado más de cinco millones de años. En estos cinco millones de años, nuestros antepasados han sabido manejarse con esta naturaleza singular ya fueran tiempos favorables o adversos. Han recibido agua, comida, un lugar para vivir y llevar ropa para mantener sus vidas. A veces muchas personas han perdido su vida de forma muy cruel como si fueran castigados por esa gran naturaleza.
El rol de los ancianos y los chamanes
Creo que  de esta manera ellos (ancianos y chamanes) aprendieron las lecciones. Es por ello que tuvieron sabiduría para estar en armonía, cuidar y ofrecer su gratitud y amor a esta gran naturaleza para sobrevivir.
Lo importante fue tener diálogo y comunicación con la naturaleza.
Sin embargo la naturaleza no habla el idioma humano. Puede escuchar y entender nuestras palabras como presenté en mi libro Mensajes del Agua en 1999, pero desafortunadamente nosotros no acabamos de comprender su idioma. Supongo que la gente de antaño hicieron todo lo posible para comunicarse con la naturaleza usando cualquier sabiduría y capacidad para fusionarse con ella. A la gente que se les llamaba chamanes y los ancianos debían ser los que sobresaldrían con este tipo de habilidad.
LO QUE LA CIVILIZACIÓN MODERNA HA HECHO DESPUÉS DE COLÓN
Después de Colón, la política colonial basada en el imperialismo occidental empezó a eliminar todos los líderes espirituales de forma consciente y violenta ya que pensaron que la existencia de líderes espirituales ya se encontraba en su legislación. Más tarde fabricaron las bases científicas que les convenían sólo a ellos y las hicieron justificables. Hay un término científico que ha sido muy reverenciado por los científicos hasta nuestros días. Éste es la “reproducibilidad” (reproducibility).
Por causa de este término cualquier concepto basado en hado ha sido rechazado. Al mismo tiempo nuestra comunicación con la naturaleza se ha cortado.
Permítanme que formule de nuevo una pregunta. ¿Es correcto afirmar que cualquier cosa que no sea reproducible no puede formar parte de la ciencia? Ciertamente no lo creo.
Por ejemplo, cualquier fenómeno en el mundo natural es el resultado de lo que yo llamo hado. Y por lo tanto no es exactamente reproducible. Dentro de la ciencia moderna es imposible predecir lo que va ocurrir. ¿Hay algún científico que hubiera sido capaz de predecir la irrupción del gran terremoto de Tohoku-Kanto que tuvo lugar el 11 de Marzo de 2011 a las 3:30 de la tarde sobrepasando fácilmente el número de muertos de quince mil? No creo que ninguno fuera capaz de predecirlo. El origen de la naturaleza es el agua. La humanidad ha negligido averiguar lo realmente importante que es el agua. Y no solamente eso, sino que se ha despedido a investigadores que estaban haciendo esfuerzos serios en este sentido. Hace doce años publiqué el libro Mensajes del Agua. Este libro ha sido traducido en varios idiomas y distribuido en muchos países en el mundo. Alrededor de cinco millones de personas ya han leído mis libros y todos han resonado conmigo.
Para resumir diré que la gente que entendió el espíritu de la naturaleza levantó sus manos para decir “Sí, estoy de acuerdo” contigo y con tu hipótesis. Este movimiento no es algo que cualquiera pueda pasar por alto.
Supongo que en todo el mundo la gente ha visto las imágenes del tsunami que ocurrió después del terremoto. El agua normalmente es muy bella y nos sana. Por otro lado, el agua que vimos por la pantalla de la televisión se veía sin corazón y cruel como si se hubiera convertido en un verdugo que estuviera castigando a los seres humanos. Siempre he dicho que el agua es el mensajero de Dios. Sí, pienso que este último incidente es la advertencia de Dios a la humanidad entera, no solamente a los japoneses de Tohoku-Kanto. Debe ser la última advertencia.
¿Qué tipo de advertencia nos está dando Dios? Creo que Dios nos dice que necesitamos comunicarnos y tener diálogos con la naturaleza de la madre tierra. Ahora tenemos que hacer frente a la amenaza nuclear de la planta de Fukushima después de su caída y parcial fundición. De nuevo quiero deciros que creo que es el mensaje de Dios diciéndonos que deberíamos cerrar la caja de Pandora tan pronto como nos sea posible porqué se supone que no la vamos a abrir entrando en la tecnología nuclear.
Quisiera pedir a todos los científicos que no descarten mi hipótesis suprimiéndola socialmente, me parece bien que no estéis de acuerdo conmigo. Pero no tenéis derecho a hacer esto.
Si hay científicos de buen corazón que piensen que la idea de Emoto pueda tener algo de sentido, por favor levántense ya que ahora es el momento crucial.
14 de Marzo de 2011
Masaru Emoto
Cursos

Biodanza acuática

Viernes 24 de septiembre 2010, de 18:30 a 20h.

El simbolismo poético del agua se asocia a la nutrición y cobijo maternal, así como a la experiencia de renacimiento y purificación, donde el agua “lava todos los errores para resurgir a una nueva experiencia de plenitud y armonía”.

Los movimientos dentro del agua termal a 32º de temperatura constante, se tornan fluidos y ligeros, hacia la vivencia de la totalidad y armonía existencial, donde la consciencia se expande hacia nuevas formas más nutritivas y afectivas de relacionarnos con nosotros, con el otro y la naturaleza.
A nivel orgánico, el agua termal tiene la característica de disolver corazas y tensiones musculares que nos impiden disfrutar de la plenitud de la vida.

Para participar en una sesión de Biodanza Acuática es necesario que:
– participes de un grupo regular de Biodanza o hayas participado en algun taller de Biodanza.
– contraindicada en personas afectadas por cardiopatias e hipotensión arterial diagnosticada.

Material a traer: traje de baño, zapatillas de baño, gorro de natación y toalla o albornoz. Piscina termal al aire libre.
Lugar: Balneari Titus- carretera N-II Km 655, Arenys de Mar (Barcelona).
Precio: 35€    
Plazas limitadas. Inscripciones antes del 14 de septiembre



Organizamos el transporte con los participantes que vengan con coche.
+ info: tel 649 085 439; email: sheroqua@hotmail.com

Imparte:Teresa Vázquez, Facilitadora de Biodanza Rolando Toro por la Escuela de Biodanza Rolando Toro de Barcelona, miembro de International Biocentric Foundation (IBF), miembro de Red de Profesionales de la Biodanza, BiodanzaYa. Máster en Neurociencia aplicada a la Biodanza.

Biodanza

Crónicas de agua

Curso de Biodanza Acuática
Este fin de semana, he tenido la oportunidad de conocer a Rolando Toro Acuña en la formación de Biodanza Acuática para facilitadores de Biodanza. La primera sorpresa fue cuando Rolando se presentó y empezó a contar que él de muy niño, en el salón de su casa, un dia por semana había una gran celebración donde la casa se llenaba de personas que danzaban y celebraban la vida. En ese momento no se podia hablar de Biodanza porque todavía no existía ese nombre, estaba gestándose, pero ya su papá (el creador del Sistema Biodanza) hablaba que algun dia en todo el mundo, se celebraria la vida danzando, que habrían profesores que podrían vivir de esa profesión, escuelas por todo el planeta y que el sistema se conocería y reconocería por doquier.
Ese era Rolando Toro, el padre del sistema y el papá del profesor que nos ha impartido las clases. Rolo, como lo llaman de forma familiar, ha sido para mi durante todo el fin de semana, un profesor con criterio, rigor, entusiasmo, extensa experiencia y qualidad humana. Nos ha recordado el papel del facilitador de Biodanza con estas palabras:
    “El curriculum del profesor de Biodanza está en su cara, en sus miradas, en su contacto y en cómo se transforma intimamente y constantemente. (…) Muchos alumnos están “en coma” porque no saben que están adormecidos, no tienen sueños, ni ilusiones. Nosotros como profesores de Biodanza, podemos despertarlos de su letargo y revivirlos”
No es que seamos magos o gurus, somos profesionales comprometidos con nuestro trabajo y nuestra forma de vivir y entender la vida. “Somos artistas”, decía Rolo, “escultores de nuestra propia existencia, que igual que el escultor delante de la piedra bruta, va sacando lo que sobra, para que la obra fluya y sea”. Y nos contó una historia preciosa para referenciar cómo llegan muchas de las personas a las aulas de Biodanza. Dice así:
Un joven, cansado de no ser feliz, de intentarlo pero no encontrar recompensa a sus esfuerzos, de no buscar y no encontrar, le dice a un sabio: Maestro, ¿qué puedo hacer con mi vida?, no encuentro satisfacción en mis quehaceres diarios, la ilusión se desvanece con facilidad. ¿que puedo hacer?. El maestro, mirándose la mano, coje su anillo y se lo ofrece al muchacho diciéndole: Ve al mercado y véndelo por 5 monedas de oro. Quiero 5 monedas de oro, ni una menos.

El muchacho se acerca al mercado y va pasando por los puestos de frutas, de pescado y otros ofreciendo su anillo a cambio de cinco monedas de oro. Ninguno le da más de 4 monedas. Recorre todo el mercado y no lo consigue. Regresa decepcionado y abatido al encuentro de su maestro y éste le dice: Ve al joyero de la esquina y pidele 50 monedas de oro, pero si te las da, no se lo vendas, regresa con el anillo. El muchacho confiado en el maestro, se hacerca hasta el joyero y enseñandole el anillo le pide 50 monedas de oro. El joyero lo observa, lo mira de un lado y de otro y cuando le iba a dar las 50 monedas, el muchacho sin dar crédito, sale corriendo de regreso con el anillo.

El sabio le dice: este anillo es como tu propia vida, sólo los entendidos saben reconocer el valor de la pieza, los otros no entienden de piedras preciosas y no saben apreciar su belleza y sus características. Ve y se la piedra preciosa que eres en realidad sin importarte que otros no la reconozcan. Reconociendo tu belleza, te convertiras en un experto artesano capaz de reconocer la belleza del otro.
Nosotros, como profesores de Biodanza, debemos cuidar las relaciones como un artista cuida su obra. Debemos mirar con los ojos del artesano que sabe encontrar la belleza en cada cosa que mira. Nuestros ojos deben ser espejos de joyeros expertos capacitados para reconocer al otro como una obra maestra. Antes pero, deberemos reconocernos como tal porque nuestro trabajo requiere de excelencia y sólo se consigue con un buen enfoque.
Rolo hablaba de “focalizar”, una palabra que me gustó mucho. Cuando Rolo decía “foco”, sus brazos salían firmes hacia delante para encontrarse en un punto convergente y su mirada era firme y segura. “Poner nuestro foco en crecer -afirmaba- y desarrollar los potenciales de cada uno de forma integrada”. Focalizarnos en la integración afectivo-motora, nuestra y de nuestros alumnos.
Recordarnos la excelencia que requiere nuestro trabajo tubo un sentido muy profundo, porque cuando trabajamos con Biodanza Acuática, lo hacemos en condiciones donde todo lo que ocurre, se amplifica exponencialmente porque trabajando en el agua, y ésta es caliente, entre 32 y 37º.

El elemento agua está asociado a la nutrición de la vida. Si el agua es caliente, la nutrición se torna primaria, se transforma en el liquido amniotico del regazo materno y, en amnios por extensión cósmica.

Danzamos en el agua como niños juguetones y traviesos, nos sumergimos al cuidado del grupo, a la contención afectiva del otro, nos miramos como hipopótamos en su lodazal y estrechamos vínculos que permitieron experiencias profundas de confort, bienestar, expansión de la conciencia, y todo ello con sumo cuidado y goce. Experimentamos la enorme capacidad de disolución de tensiones que tiene el agua caliente y las consignas de un buen facilitador que te invitan a zambullirte progresivamente en un espacio cálido y protegido, de renacimiento y nutrición. No hay palabras, sólo rostros reconfortados en el relax y el afecto.
No todas las personas puedan disfrutarla. Algunos requisitos son imprescindibles para asegurar el bienestar de las personas, entre ellos se encuentra el practicar Biodanza de forma regular.
Si quieres saber por ti mismo qué es Biodanza Acuática, ven al laboratorio de las aulas de Biodanza en tu ciudad o pueblo. Busca Sistema Biodanza Rolando Toro. La transformación está garantizada. Tu decides hasta dónde.